Como Equilibrar la Madera

La energía de la madera abarca a todo tipo de Wu o fuerza que naturalmente tienda a crecer y expandirse de manera vertical y ramificada, como los árboles y las plantas. Es la energía que permite la conexión entre la tierra y el cielo, que traslada los nutrientes y hace florecer, brotar y proyectar. Su presencia en equilibrio nos da inspiración y voluntad de crear, crecer y proyectar. En nuestro entorno podemos encontrarla en las formas rectangulares verticales creadas por el ser humano: edificios, columnas, pilares. La madera se manifiesta también a través del color verde en todas sus tonalidades y en los aromas a hierbas que favorecen el buen ánimo y la apertura. Una persona cuya constitución energética es fundamentalmente madera, se caracteriza por ser cariñosa, espontánea, sociable, creativa; los aspectos negativos de su carácter son la tendencia a la ira, al estancamiento, la confrontación y el escándalo. Es decir, como ocurre con toda energía, la madera tiene aspectos Yin-Yang, que deben tender a un equilibrio permanente.

En el entorno cotidiano, un exceso de energía madera se manifiesta en ambientes con muchas plantas, que crecen descontroladamente, o con muebles de madera de importante volumen, decoraciones predominantemente verdes y muchos objetos y formas rectangulares. Una casa, habitación u oficina de estas características, no está nutrida equilibradamente por el resto de los elementos: tierra, agua, fuego y metal.

El exceso de madera provoca ausencia de límites, descontrol, reacciones iracundas, nerviosismo, inoperancia para actuar con eficacia, bloquea la capacidad de escucha y de pensar con claridad. Un espacio con carencia de energía madera, genera frustración, apatía, estancamiento, falta de creatividad y de crecimiento.

Activando la madera

En el living de la casa, desde donde el Feng Shui activa las aspiraciones vitales, la madera debe nutrir el sector Este para favorecer la salud y la armonía familiar, y el sector Noreste para activar las finanzas y prosperidad del hogar. En el resto de las orientaciones de la sala de estar, la presencia de la madera puede perjudicar diferentes aspectos del bienestar de los habitantes. Sin embargo, en el Norte, área fuego de la trascendencia y la reputación, la madera es bienvenida dado que alimenta al fuego. Podemos representarla de manera moderada colocando, por ejemplo, un cuadro en tonos verdes y rojos, una planta de hojas redondeadas o telas con estampados florales o de rayas verticales.

En las cocinas, es bastante frecuente el uso de tonalidades verdes manzana en paredes, mantelería y cortinas, también de los muebles de madera y las plantas. Aunque la madera no está contraindicada en la cocina, hay que tener cuidado con la dosis, porque si abunda puede debilitar el fuego de la productividad hasta agotarlo.

En los dormitorios, el uso de verde debe siempre tender a tonos suaves y luminosos que favorezcan el descanso, además evitaremos los muebles muy voluminosos de madera oscura. En las habitaciones de niños y adolescentes, el verde moderado estimula el crecimiento y en tonos musgo la concentración. Sin embargo, un exceso puede fácilmente derivar en descontrol y falta de límites. Podemos colocar carillones de caña de bambú en la ventana del dormitorio, de este modo, activamos la madera, la brisa y el sonido agradable que siempre estimulan de manera positiva.

Escrito por Patricia Traversa

OTROS POST
Recent Posts
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Classic
  • Twitter Classic
  • Google Classic