Aplicar los preceptos de esta disciplina en tu oficina puede mejorar tu actitud hacia las tareas laborales, aumentar tu concentración y creatividad. También podés utilizar sus estrategias para propiciar jerarquías de relación, facilitar la comunicación y la cooperación, atraer clientes o reconocimiento público.

 

Todos podemos trabajar la energía del éxito, en nuestro ámbito de trabajo, sea cual sea la actividad desarrollada o el puesto que ocupemos dentro de una estructura más amplia.

Los Diez Mandamientos para tener un trabajo prospero

BUSCAR LAS MEJORES ORIENTACIONES : La energía de los puntos cardinales puede aprovecharse para conseguir de manera mas  efectiva el éxito

 

DESTRABAR: obstáculos materiales, para facilitar el devenir de la acción

 

ACTIVAR: de la energía positiva orientada a concretar los objetivos personales

 

EQUILIBRAR: lo excesos y los déficits de energía

 

NEUTRALIZAR: todo lo que representa hostilidad

 

LIMPIAR: la higiene, el orden y el mantenimiento de los negocios y oficinas conservan el Chi saludable y positivo

 

PROTEGER: filtrar el ingreso de energía corrupta o negativa

 

SANAR: reparar toda situación que genere deterioro del bienestar físico, mental y espiritual.

 

TENDER AL EQUILIBRIO. Es la premisa más evidente de una disciplina que se basa en la teoría taoísta del Yin-Yang.

 

EQUILIBRAR LAS EMOCIONES : Para dirigir la energía hacia la concreción de las metas

 

MODALIDAD PRESENCIAL 

Nombre *

Email *

Especifique Interés

Mensaje