LA MEDITACIÓN ES UN AYUNO PARA LA MENTE

 

El verdadero manejo de nuestras mentes es conocido hace millares de años, sucede cuando automáticamente todos los pensamientos se paran.

Cuando esto ocurre entonces ganamos, Energía para acceder a Nuestro Camino de Intuición. Cuando podemos hacer esto, cualquier pensamiento que tenemos llega a ser mucho más poderoso. La claridad para retener y realizar cualquier cosa que nos proponemos.

 

La meditación es un requisito previo a los estados avanzados adicionales de Energía Elevada.

La meditación en la acción es el silencio profundo de la consciencia. Es lo que en el Taoísmo se llama Wu Wei (no acción): hacer sin hacer. Hacemos sin hacer cuando no es nuestro "yo" el que hace. 

 

Es un aprender a vivir en el silencio, en el silencio de nuestra mente, de nuestro "yo". Esta es la forma de aplicar la meditación y el silencio a nuestra vida activa. Cuando lo hacemos así descubrimos que estamos en movimiento en la medida en que hay movimiento; cuando éste deja de existir, porque se ha completado la acción, permanece en nosotros una quietud total, lúcida. Y, tanto en el movimiento como en su cese, en nosotros persiste una conciencia profunda de paz, de fuerza, de silencio, de presencia de Dios.

 

La meditación es la llave maestra para nuestra paz interior, grandeza y evolución, como seres humanos, almas y espíritu. Además, la meditación es un tema, que ha sido desarrollado a través de los años entre una gran variedad de religiones y tradiciones, pero el carácter básico de meditación fue tomado de una de las dos formas. La primera forma para aprender todo lo concerniente con el descubrimiento a la naturaleza de la existencia; el segundo concerniente a la comunicación con el o universal concepto de Dios.

 

La meditación es el método por el cual entendemos y comprendemos el funcionamiento mental, para así poder controlarlo con mayor facilidad. Es también sabiduría y unión del ser interno con el universo vibracional. Cuando nuestros pensamientos se dispersan en diversas direcciones, se malgasta la energía; pero con la meditación tienden a concentrarse y logramos más fácilmente enfocarnos en lo que deseamos.

TÉCNICA DE MEDITACIÓN DEL MES

Usar ropa sencilla y cómoda. En lo posible de algodón o de bajo contenido de fibra.

Tener un ánimo predispuesto hacia la armonía y realizar una lectura u oración sagrada 

 

“Padre Celestial Tu y Yo somos Uno. Que la Luz de Dios inunde cada particular de mis células trayendo Paz y armonía a mi vida. Gracias Padre.“

 

Sentirse confiado. Sentarse en la posición más confortable en un asilla o sentado en el piso pero con la columna recta (medite a la mañana al despertar y ala noche al ir a dormir)

 

Coloque los brazos relajados realizando un mudra o separados

Respirar y exhalar tres veces profundamente, Tensar el cuerpo en la aspiración y exhalar en dos tiempos aflojando el mismo 

 

Tratar de generar un ambiente armonioso y silencioso, puede colocarse música para meditar muy bajita y aromas de menta, albahaca o sándalo también jazmín.

 

Relajar todo el cuerpo, parte por parte, órgano por órgano, músculo por músculo, miembro por miembro.

 

Siga respirando normalmente y intente  fijar su atención en la respiración. Como sale y entra sin hacer ningún esfuerzo y naturalmente. Ud es solo un espectador de su respiración

 

Lleve la vista con los ojos cerrados al entrecejo 

 

Repita la frase mentalmente SO en el momento de tomara aire y Ham en el momento de exhalar

 

Sienta la paz que comienza a fluir, relájese, Así captará la esencia de Dios en usted mismo. 

 

Es posible que ud. Vea una Luz Azul en el entrecejo y dentro colores brillantes: un sol, una estrella o imágenes 

 

Todo llega con la practica, nos e desanime si al principio no ocurre o no ve nada, si se relajo mucho y no siente alguna parte de su cuerpo, apriete sus manos.

 

“En silencio agradezca a la Energía de Luz  Universal”